Sexo, fotos, videos y erotismo

Porno en jefeindio.com

webcams caseras
CACHONDEO [ Fotos cachondas - Chistes - Famosas ]     JUEGOS [ online - Móvil ]
Recomiéndanos a tus amigos ¡haz el indio!

   

   

   

   

   

   

   

Chicas en

videos calientes chicas


Relato: La visita al ginecólogo   [ lesbianas ]
Hola, mi nombre es Renata y lo que voy a contar es algo que ocurrió hace unos meses. Jamás pensé en atreverme a contar esta experiencia pero sin embargo luego de leer los relatos de esta web pues me decidí a escribir y enviarlo a JefeIndio, espero que les guste pues no tiene quizás grandes dosis de sexo como otros relatos pero si quizás por ser algo real pueda llegar a excitar mas que otras cosas.
Sucedió en el mes de junio, tengo 29 años y desde hace 3 voy de vez en cuando al ginecologo para hacerme revisiones rutinarias debio a veces que tengo problemas con mi periodo.
Ese día tenía la consulta en el centro médico para las 10 de la mañana por lo que me levanté temprano para ducharme y arreglarme. La verdad no me gusta mucho ir al ginecologo, llegar, abrirme allí de piernas delante de un desconocido y que me explore. EL mero echo de pensar en que tenía que desnudarme ya me ponía nerviosa, pero bueno, al menos suerte que tampoco se tarda mucho y pues, que iba hacerme el tipo, si ya estará cansado de ver coños todos los días.
Me duché y arreglé, puse ropa interior nueva para ir bien limpia y me perfumé un poco. Luego puse una falda que me llegaba casi hasta la rodilla y una blusa con un ligero escote que no debajaba entrever mucho, tampoco es que tenga yo unos pechos muy grandes, mas bien normalitos del todo, pero así me gustan.
Llegué cuando faltaban 15 minutos para mi consulta, me senté y tomé una revista para entretenerme mientras tanto. Mientras esperaba una chica, la ayudante supuse yo pues iba con bata blanca, salió de la consulta y me saludó mirandome sonriente, era joven, de unos 33 años mas o menos, buen cuerpo y guapa.
Al rato regresó y al entrar me dijo si yo era Renata Sanz, al darle una respuesta afirmativa me indicó que ya podía entrar. Yo entré y al cruzar la puerta me indicó que me sentara y así lo hice.
Ella se sentó enfrente de mi y yo esperaba al tipo de siempre, no muy agradable por cierto, pero cual fue mi sorpresa que hoy no estaba y sería ella, Lucía me dijo que se llamaba, quien me haría el estudio.
Eso me alivió y provocó que me relajara y me sintiera mas tranquila.
Luego de preguntarme cuanto hacía que había tenido mi periodo, de mis relaciones sexuales que por cierto pues ultimamente no eran muy a menudo pues mi novio estaba en otra ciudad y a penas podíamos tener relaciones...
Total, que a los 5 minutos me indicó que me tumbase en la camilla, luego de quitarme la ropa, nada mas la parte de abajo me indicó.
Así lo hice, me quité mi falda y mis braguitas y me senté para luego tumbarme por completo.
Lucía empezó a realizarme la exploración, me indicó que levantase un poco las piernas, apoyando con las palmas de los pies, ella me abrió aun mas las piernas tomando mis rodillas y comenzó con sus manos a explorarme.
No se porque motivo surgió, yo estaba muy tranquila y relajada, tanto que según ella fue rozando mis labios vaginales, abriendolos para ver mas adentro de mi coño, noté un cierto cosquilleo, oooooh dios!!1 pensé... no podia creerlo, que vergüenza, mi coño sentí que quería empezar a humedecerse ligeramente. ¿Como podía ser? jamás me han gustado las mujeres ni he pensado en tener sexo con una mujer, pero la forma tan delicada de tocarme, de abrir mi sexo, de tocar mis labios vaginales me estaba excitando y mucho, cada vez mas. Intenté que no se me notara, mi respiración por veces era profunda. Me preguntó si estaba nerviosa o me sentía bien, y con voz entrecortada le contesté que si, que estaba muy bien, y tanto, estaba ya bien caliente, tanto que quisiera que me penetraran allí mismo porque deseaba en ese momento ser follada, en aquel momento pensé ojalá entrara mi novio por la puerta y al verme así me follara bien fuerte.
Pero a falta de mi novio lo que sentí es que mi coño palpitaba y se estaba humedeciendo mas, dios!!! se iba a dar cuenta la ginecologa, la miré un instante y su mirada se cruzó con la mía y sonrió.
Casi de forma natural me dijo:
- ¿Te gusta? Parece que te estás excitando, lo siento, no pretendía hacerlo.
- Si, pues si me estoy excitando, lo siento, no se que me pasa, le contesté yo.
Y es que ya me daba igual que fuera una mujer la que me estaba casi masturbando, y es que nada mas con tocarme y acariciarme mi coño estaba bien húmedo y caliente y yo queriendo mas.
- Si quieres y no te importa te masturbo, ¿te gustaría? me dijo Lucía.
- Mmm si ok, continúa acariciando mi coño porque ya estoy bien caliente y húmeda, así que no te pares y méteme los dedos bien al fondo de mi coño.
Dios me sentía como una auténtica zorra pidiendo que me follara con sus dedos, pero estaba muy cachonda y la calentura me estaba perdiendo el sentido.
Lucía comenzó a mover sus dedos con mas rapidez sobre mis labios vaginales, nada mas con sus manos. Yo comenzé a sobar mis pechos por encima de mi blusa, sin llegar a quitarme jamás la blusa. Mis piernas comenzaban a moverse al ritmo de los dedos que entraban en mi coño, no podía creer lo que estaba haciendo pero me gustaba y mucho lo que me estaba haciendo la doctora.
Una y otra vez fue metiendo su dedo en mi coño hasta que casi agotada y exhausta me corrí, fue algo delicioso y muy placentero, lo que yo no podía hacer, masturbarme metiendome un dedo lo había echo mi ginecologa, a la cual ni conocía.
Al terminar me sentí extraña, un poco rara y fuera de lugar, pero Lucía me dijo que no pasaba nada en que ocurriera eso, que era normal, aunque fuera una mujer, el echo de tocarme así me puso muy cachonda, y no por eso me gustan ahora las mujeres ni mucho menos buscaré hacerlo con una mujer, nada mas fue el momento y la situación que se dió.
El que mas se excitó luego fue mi novio al contarle la situación, en principio se sorprendió pero ahora, aquí está a mi lado, leyendo lo que voy escribiendo y me dice que ya muy caliente de pensar en la situación.
Ya no les escribo mas porque ahora si que me va a follar mi coño una polla rica, muy rica, la que me faltó aquel día en la consulta de mi ginecologo.
Espero les haya gustado mi historia personal y que se animen el resto de lectores a contar sus vivencias personales.
Un saludo a todos los visitantes de la página jefeindio.com

Más Relatos de sexo, Fotos, Videos y Mujeres en vivo AQUÍ

volver   |   envíanos tu relato   |   recomiéndanos

Fotos porno India del Día Relatos
Videos porno Famosas Juegos porno

Los relatos de sexo para adultos contenidos en esta sección son propiedad exclusiva de JefeIndio.com. Cualquier utilización no autorizada de los mismos será perseguida.